Usa a ChatGPT como entrenador personal, y le va (muy) mal

Para un corredor apasionado, correr es más que simple ejercicio; es una pasión verdadera. Sin embargo, su desinterés por el entrenamiento de fuerza, crucial para su progreso, lo lleva a buscar nuevas soluciones.

Con el objetivo de participar en el maratón de Boston, decide incorporar dos sesiones semanales de entrenamiento con pesas sin contratar a un entrenador físico. Opta por ChatGPT, esperando encontrar una guía competente y accesible para su preparación. Sin embargo, según él, las cosas no van bien.

De vez en cuando, ChatGPT puede ofrecer consejos insatisfactorios.

ChatGPT promete ser una solución gratuita y accesible. Así, solicita a ChatGPT un plan para el maratón, esperando recibir algún consejo útil. Pero las recomendaciones rápidamente muestran sus limitaciones. ChatGPT sugiere correr 6 días a la semana sin proporcionar detalles adicionales. El consejo carece de detalles sobre velocidad o distancia de los sprints.

¿Sugerir correr un maratón completo una semana antes del evento? Absurdo. A pesar de ajustar sus preguntas para proporcionar más información sobre su condición y objetivos, los planes siguen siendo superficiales.

A pesar de la decepción, decide probar los ejercicios sugeridos por ChatGPT. Aunque parecen sólidos, faltan detalles sobre cómo realizarlos. Esta experiencia demuestra una verdad: ChatGPT no es un sustituto para un entrenador real. Su capacidad para imitar conversaciones humanas es impresionante, pero insuficiente para ofrecer asesoramiento experto.

Se da cuenta de la importancia de comprender la ciencia detrás del entrenamiento. Esto es crucial para el éxito y para mantener el interés en las sesiones.

Frente a una lesión, la importancia de consultar a un ser humano se vuelve evidente. Cuando surge el dolor, ChatGPT solo puede ofrecer ayuda limitada. Distinguir entre dolor y malestar requiere un diálogo adecuado, que solo un profesional puede proporcionar.

Según un estudio, solo el 41% de los consejos de ChatGPT cumplen completamente con los estándares del Colegio Americano de Medicina Deportiva, a pesar de tener una precisión del 90%. Linda Pescatello señala el consejo recurrente de buscar autorización médica, a veces innecesaria, que podría desalentar a algunas personas de hacer ejercicio.

Reflexión sobre el uso de ChatGPT en el entrenamiento

Esta experiencia revela que, aunque ChatGPT puede ofrecer consejos excelentes, no reemplaza a un verdadero entrenador. De hecho, la experiencia y el apoyo personalizado de un ser humano son únicos. Sin embargo, la IA también tiene ventajas, como proporcionar respuestas simples en cualquier momento, enriqueciendo así nuestra forma de ver el fitness.

Para ser verdaderamente eficaz, el asesoramiento sobre entrenamiento con inteligencia artificial debe satisfacer las necesidades individuales. Richard Bayly de PEAR Health Labs enfatiza que un buen input es crucial para obtener mejores resultados. Así, aplicaciones como Aaptiv demuestran que es posible adaptar la IA a los objetivos y preferencias personales, ofreciendo un asesoramiento más personalizado.

¿Puede la IA asumir el rol de entrenador deportivo?

Kristie Larson, entrenadora en Nueva York, subraya que, en el entrenamiento, la motivación y la voluntad son tan importantes como los propios ejercicios. Demuestra que, a pesar de sus puntos fuertes, la IA no puede igualar el impacto de un entrenador real. La tecnología proporciona información, pero carece del apoyo empático de un ser humano.

Durante su exploración, el corredor se dio cuenta de que, a pesar de las promesas de la IA, el entrenamiento a menudo requiere un enfoque más humano. La interacción con un entrenador puede transformar los ejercicios en un viaje personalizado, motivador y adaptado. Aquí es donde reside la esencia del coaching.

Además, esta experiencia arroja luz sobre los aspectos económicos y de accesibilidad del fitness. Como muestra el informe financiado por ASICS, el costo del equipo deportivo sigue siendo una gran barrera para hacer ejercicio para muchas personas.

En este contexto, la inteligencia artificial, especialmente en su forma de chatbots gratuitos y accesibles, podría jugar un papel crucial. Permitiría que los consejos de fitness estuvieran al alcance de todos, democratizando el acceso a programas de entrenamiento eficaces.

No obstante, es esencial encontrar un balance entre las recomendaciones generalizadas que ofrece la IA. La guía personalizada de un entrenador humano sigue siendo imprescindible.

Califica Esta Página

BLOG