Bernard Werber: “ChatGPT escribe mejor que yo”

La autora Rie Kudan, laureada con el distinguido Premio Akutagawa en Japón, ha compartido que el 5% de su novela fue redactada utilizando la herramienta de inteligencia artificial ChatGPT, brindando a Bernard Werber la ocasión de experimentar con las capacidades de escritura de ChatGPT.

Recientemente, el ambiente literario se vio sacudido por un acontecimiento sorprendente. El foco de atención se dirigió hacia Japón, donde, el 18 de enero de 2024, Rie Kudan fue honrada con el Premio Akutagawa, el galardón literario más reconocido de Japón, equivalente al Premio Goncourt francés.

Durante la conferencia de prensa, Kudan reveló que una fracción de su novela fue redactada por el programa de inteligencia artificial ChatGPT.

Su obra, titulada “Tokyo-to Dojo-to”, traducible como “La Torre de la Compasión de Tokio”, narra una historia de ciencia ficción ambientada en una torre transformada en cárcel. La escritora, de 33 años, expresó su intención de seguir recurriendo a ChatGPT para la creación de sus futuras obras literarias mientras sigue cultivando su creatividad.

Las Novelas como Alimento para los Algoritmos de ChatGPT

Desde la introducción de ChatGPT el 30 de noviembre de 2022, las plataformas de auto-publicación han sido testigos del surgimiento de innumerables novelas redactadas total o parcialmente por inteligencia artificial. Esto condujo a un grupo de 17 autores estadounidenses, incluidos John Grisham, George Saunders y Michael Connelly, a iniciar una demanda colectiva contra OpenAI.

Estos autores alegan que sus obras fueron empleadas para nutrir los algoritmos de ChatGPT, facilitando la creación de novelas que replican sus trabajos originales sin haber otorgado su consentimiento ni haber recibido compensación alguna.

“Es crucial poner fin a este hurto para evitar el desmantelamiento de nuestra cultura literaria, que sustenta a numerosas otras industrias creativas en Estados Unidos”, declaró Mary Rasenberger, directora del renombrado Gremio de Autores Americanos.

Además, más de 10.000 autores estadounidenses han firmado una petición demandando consentimiento y compensación por parte de OpenAI. Esta disputa legal podría extenderse por un largo periodo.

Paralelamente, el fenómeno ha ganado terreno. En julio, aficionados a “Juego de Tronos”, impacientes por la continuación de la saga de George R. R. Martin, difundieron en internet versiones generadas por computadora que gozaron de gran popularidad.

ChatGPT: Sustituyendo la Trama Insípida por Salsa Espesa

Tras publicar “Le Temps des chimères” el año pasado, solicité a ChatGPT que redactara, al estilo de Bernard Werber, un capítulo inicial sobre el mismo tema: un futuro donde coexisten tres comunidades híbridas capaces de volar, nadar y excavar bajo tierra.

El texto fue generado en cuestión de segundos.

Debo admitir, sinceramente, que estaba mejor redactado que mi propia obra. Con frases más elaboradas, un léxico más amplio y giros estilísticos complejos, parecía que ChatGPT aspiraba a un galardón literario.

Esta experiencia me permitió comprender mejor mi singularidad como escritor, prefiriendo la complejidad narrativa sobre la estilística. Lo que ChatGPT me ofreció se asemeja a un plato recubierto de salsa, en el cual se compensa la trivialidad o insipidez del relato con la densidad de la salsa.

ChatGPT Incita a una Mayor Creatividad

No creo que ChatGPT pueda concebir una trama compleja y original; su habilidad se limita a replicar lo ya existente. Sin embargo, precisamente ahí radica el interés de este fenómeno. Obliga a los autores a ser aún más creativos, originales y, probablemente, a asumir mayores riesgos al pensar fuera de lo convencional. Para concluir, citaré a Bob Dylan.

Califica Esta Página

BLOG