¿Es realmente una buena idea repasar con ChatGPT?

BACHILLERATO – Cuestionarios, cronogramas de revisión, ejercicios y sus correcciones… Los tutoriales que se difunden en las redes sociales explican cómo repasar con ChatGPT. Pero, ¿es confiable el agente conversacional desarrollado por OpenIA? Ya que los exámenes de especialidad de bachillerato inician este lunes 20 de marzo de 2023 hasta el miércoles 22 de marzo, consultamos a Laurence Devillers, profesora de informática aplicada a las ciencias humanas en la Universidad de la Sorbona y autora del libro Robots emocionales (ed. L’Observatoire).

“ChatGPT puede proporcionar información interesante. Los estudiantes de bachillerato pueden usarlo. Pero no deberías confiar en todo lo que dice”, advierte. Para generar texto, la IA “predice la palabra más probable después de la secuencia escrita y, a veces, a partir de una lista de las palabras más probables”, explica la profesora. “Esta apertura aleatoria significa que el sistema puede generar textos diferentes, que pueden ser más inventivos o completamente falsos.”

“No es confiable”

Entonces, ¿cómo puedes utilizar ChatGPT para repasar? Puede ser útil, ya que puede proveer mucha información de numerosos documentos. “Puede sugerir estructuras de ensayos, resúmenes, puede ayudarnos a ser conscientes de las ideas más difundidas sobre un tema…”, enumera Laurence Devillers.

Pero el estudiante que lo utilice debe verificar si “esta información es coherente”, según ella. “Debes contrastarla con tu propia investigación para verificar” y, sobre todo, no creer todo lo que dice ChatGPT: “Siempre responde como si estuviera diciendo algo verdadero. Pero no es confiable.”

La IA puede resolver ciertos problemas matemáticos cuando la solución a esos problemas ya es conocida. No es capaz de razonar… Solo de buscar una solución que ya ha sido hallada. “Y aún tenemos que verificarlo. ChatGPT puede cometer errores, o incluso contradecirse, incluso en la solución de un ejercicio de matemáticas.”

¿2023? ChatGPT no lo sabe

Es difícil repasar con una herramienta que puede cometer errores. “Hay que subrayar lo importante que diga, luego verificar las fechas, los cálculos, contrastar las fuentes y reinterpretar el contenido con tus propios medios”, aconseja Laurence Devillers.

En este último punto insiste: “Un profesor desea ver tu creatividad. Te recomiendo que repliques los conocimientos adquiridos en ChatGPT con tus propias palabras y que desarrolles tus propias ideas sobre estos conocimientos para no copiar de manera acrítica lo que dice. Depende de ti añadir elementos personales.” Sobre todo porque el sistema “corre el riesgo de repetir información derivada del pensamiento más extendido”, sin ofrecer necesariamente matices, señala.

Otro fallo de este agente conversacional: su conocimiento se detiene en 2021. Por ejemplo, no sabe que la reina Isabel II murió en septiembre de 2022. Pero “el ChatGPT actual será cada vez mejor”. Esto ya sucede con algunas versiones de IA: la startup OpenAI acaba de presentar la tecnología GPT-4, que solo está disponible mediante suscripción de pago; la versión gratuita de ChatGPT se basa en su versión anterior, GPT-3.5. GPT-4 incorpora “un mecanismo que puede tener en cuenta nueva información”, indica Laurence Devillers. De todos modos, aún estamos lejos del día en que ChatGPT pueda aprobar el bachillerato por ti.

Califica Esta Página

BLOG