Samsung prohíbe a sus empleados el uso de inteligencias artificiales como ChatGPT

Samsung ha prohibido a sus empleados el uso de inteligencia artificial generativa como ChatGPT o Google Bard, debido al temor de que la carga de información confidencial en estas plataformas represente un riesgo de seguridad para la empresa.

Código confidencial subido a ChatGPT

Cada vez más trabajadores utilizan agentes conversacionales, especialmente ChatGPT. Capaces de resumir informes extensos o redactar respuestas a correos electrónicos, estos modelos pueden optimizar muchas tareas, incluyendo la codificación. La decisión de Samsung se tomó después de descubrir que algunos miembros de su personal habían filtrado código fuente interno al subirlo a ChatGPT.

De hecho, OpenAI revisa las conversaciones de los usuarios con su IA para mejorar sus sistemas y asegurarse de que cumplan con sus políticas y requisitos de seguridad. Estas conversaciones también pueden ser utilizadas para entrenar futuras versiones de ChatGPT. En marzo, el chatbot sufrió una brecha de seguridad que expuso temporalmente ciertos historiales de chat y potencialmente información de pago a otros usuarios del servicio.

La compañía ha implementado recientemente opciones para que los usuarios protejan mejor sus datos, pero este enfoque no ha convencido a Samsung.

Sanciones que pueden llegar hasta el despido

Por ello, la empresa ha decidido prohibir el uso de sistemas de IA generativa en computadoras, tabletas y teléfonos de la empresa, así como en sus redes internas, según informa Bloomberg. Los empleados que incumplan esta nueva normativa podrían enfrentarse al despido. “Le solicitamos que cumpla diligentemente con nuestras directrices de seguridad; de lo contrario, una violación o compromiso de la información de la empresa podría resultar en medidas disciplinarias, que pueden incluir el despido”, indicó Samsung en una comunicación a su personal.

De forma previa, la empresa surcoreana ha desarrollado sus propias herramientas de inteligencia artificial para la traducción y síntesis de documentos, así como para el desarrollo de software. También está trabajando en métodos para bloquear la carga de información corporativa confidencial en servicios externos. Samsung no es la única empresa que ha impuesto esta restricción a sus empleados. JPMorgan ha limitado el uso de IA generativa a su personal por motivos de cumplimiento, mientras que otros bancos como Bank of America, Citigroup, Deutsche Bank, Goldman Sachs y Wells Fargo también han tomado medidas similares.

La decisión de Samsung, un verdadero gigante del sector tecnológico, supone un revés para el despliegue de la IA generativa en el entorno laboral. Algunas empresas prefieren desarrollar sus propios modelos en lugar de arriesgarse a que sus datos confidenciales caigan en manos de la competencia.

4/5 - (1 vote)

BLOG