El New York Times acusa a Chat GPT de plagiar sus artículos (y lo demanda)

El New York Times está demandando a OpenAI y a su inversor, Microsoft, por infracción de derechos de autor. La empresa utilizó artículos del reconocido periódico estadounidense para alimentar su robot de IA generativa, ChatGPT.

JUSTICIA – OpenAI en el punto de mira del sector de la prensa. La empresa, así como su principal inversor, Microsoft, enfrentan una demanda del New York Times por infracción de derechos de autor. Se señala al modelo ChatGPT, el cual “se fundamenta en modelos de aprendizaje masivo construidos a partir de la copia y uso de millones de artículos del Times protegidos por derechos de autor”, indicó el prestigioso diario estadounidense este miércoles 27 de diciembre.

Esta demanda, presentada ante un tribunal federal de Nueva York, podría marcar un precedente en la industria de los medios y representar una nueva fuente potencial de ingresos para periódicos y sitios de noticias a nivel mundial.

De hecho, en su demanda, el periódico calcula los daños sufridos, tanto de hecho como desde el punto de vista jurídico, en “varios miles de millones de dólares”. Para responder a las preguntas de sus usuarios, ChatGPT “recurre a millones de artículos del Times, protegidos por derechos de autor”, explicó a la AFP un portavoz del diario.

“Las leyes de derechos de autor protegen nuestro periodismo. Si Microsoft y OpenAI desean utilizar nuestro trabajo para fines comerciales, la ley requiere que soliciten permiso primero. No lo hicieron”, subrayó un portavoz, calificando esto como una “violación de los derechos de autor en cuanto a contenidos y trabajo periodístico”.

Compensación financiera en juego

Aún más grave, Microsoft y OpenAI “le dieron al Times una importancia particular en la construcción de su modelo de aprendizaje, destacando una preferencia que reconoce el valor de este trabajo”, insistió el portavoz. El New York Times ya ha intentado negociar con ambas empresas para “recibir una compensación adecuada por el uso de sus contenidos”, aunque hasta ahora sin éxito.

Consultados por la AFP, ni Microsoft ni OpenAI han emitido aún comentarios.

A mediados de diciembre, OpenAI alcanzó un acuerdo con el grupo alemán Axel Springer, editor, entre otros, del tabloide Bild, para pagarle a cambio de proveer contenidos del grupo en respuesta a las solicitudes de los usuarios de ChatGPT. Según los términos de esta asociación, descrita como sin precedentes por ambas partes, los usuarios que realicen una pregunta en ChatGPT recibirán como respuesta resúmenes de los artículos publicados por las marcas de Axel Springer, incluidos Politico, Business Insider y los diarios Bild y Welt.

Periodistas, autores, artistas… Varias profesiones afectadas

Más allá de ChatGPT, se cuestiona todo el modelo de la llamada IA generativa. Esta permite obtener textos, imágenes o líneas de código a nivel equivalente a los producidos por humanos, mediante simples consultas en lenguaje cotidiano, modelos entrenados principalmente gracias a la vasta cantidad de contenidos disponibles en línea.

Se han levantado voces para denunciar el uso de su producción para desarrollar herramientas capaces de crearlos. Los ilustradores ya compiten con estas IA generativas entrenadas por sus creadores y que ahora se utilizan para ilustrar anuncios, por ejemplo. Varios autores de libros exitosos, incluido el autor de “Juego de Tronos”, George R.R. Martin, han iniciado una demanda colectiva contra OpenAI, acusándola de violar sus derechos de autor.

Califica Esta Página

BLOG